El emprendedor se enfrenta a retos constantemente y no se rinde hasta lograr superar los obstáculos: es aquí donde los negocios y el deporte se relacionan.

La naturaleza competitiva que vemos en los deportes no se diferencia de la que necesitamos para ser el número uno en nuestros negocios. Los atletas utilizan eficazmente esta característica y llevan a menudo esa pasión y potencial a su respectivo campo laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *